Entender la luz

“Estoy siempre persiguiendo la luz. La luz convierte en mágico lo ordinario”
                                                         Trent Parke

A. Cualidades de la Luz


Calidad:  Dura – Suave

antonioiglesiaslorenzo
La luz en base a su calidad podrá ser suave o dura, el que sea de una manera u otra va a depender de dos factores:

Tamaño de la fuente de luz respecto al tamaño del objeto a retratar.
A mayor tamaño de la fuente de luz respecto del sujeto más suave es la luz, a menor superficie más dura.

Distancia entre la fuente de luz y el objeto.
A igual tamaño de fuente de luz a media que la acerco al objeto la luz será cada vez más suave (lo envuelve más) mientras que si la alejo será cada vez más dura. Por eso el sol da una luz dura porque aunque es muy potente esta tan lejos que es pequeño en comparación con la tierra cuando esta nublado las nubes hacen de difusor y la luz es suave.

Con luz dura las sombras son oscuras, con un tono de gris muy negro.

La luz dura es más dramática y dinámica, lo que resalta la definición, el contraste y el color.

Todo tiene más detalle. 

Los bordes de las sombras son nítidos y bien definidos.

Con luz suave las sombras son menos oscuras, más suaves y matizadas.

La luz suave produce lo contrario, refuerza la sensación estática, la armonía, comprime los tonos (hay menos).
Concepto importante que tener claro:

La luz rebotada no se hace suave, eso de suave o dura seguirá dependiendo del tamaño de la superficie donde la reboto con respecto al sujeto, al rebotar la luz eso si pierde polarización.

Para eliminar contraste entre luces y sombras cuando retratemos a un sujeto con luz lateral hay que ponerlo al lado de una pared blanca para que el reflejo ilumine el lado que queda oscuro (podemos usar también una cartulina blanca como reflector como solución barata sino tenemos ni la pared ni reflectores profesionales). 

Poniéndolos más o menos cerca del sujeto tendremos distintos resultados. 
Instrumentos que ayudan a cambiar las propiedades de la luz

Más adelante profundizaremos sobre todos estos elementos extras, ahora es para que vayan sonando. 
Snoot
Panal de Abeja
Difusor
Trípode y reflectores de distintos colores
Snoot

Se pone en el flash y nos da luz dura. Tiene forma de embudo y en la punta es un hueco pequeñito para que el rayo de luz sea muy estrecho. También lo puedo hacer yo casero con una cartulina. 

Se usa por ejemplo en el retrato cuando quiero que los ojos brillen lo pongo a 1/3 más que los valores de la luz ambiente.
Panal de abeja

Es más ancho que el Snoot y tiene tabiques huecos por los que pasa la luz. Su función es que la luz no se abra y vaya recta. También se pueden hacer caseros con pajitas y cartones.

Me permite por ejemplo iluminar a un objeto o sujeto sin que la luz afecte a otros elementos como por ejemplo un fondo cercano. 
Difusores

Son superficies grandes que pongo sobre las luces y aumentan su superficie, sirven para que la luz se suavice al aumentar la superficie. 

Los hay profesionales, aunque se pueden usar apaños caseros.

El color o incluso el material del que estén hechos también afecta a la luz.
Reflectores

Me sirven para rebotar la luz, y si son grandes para hacerla también más suave. Puedo hacer uno casero con una cartulina blanca. 

Además del tamaño, el que sean de un color u otro también influye en el efecto.

También pueden afectar a las otras propiedades siguientes dependiendo de cómo sean - de que material y/o color - y de dónde o cómo los coloquemos. 

Color:  Fría – Cálida

antonioiglesiaslorenzo
El color o temperatura de la luz se mide en grados Kelvin.
Cuanto mayor es la temperatura de color,  la luz tenderá a los tonos azulados  (fríos).

Cuanto menor sea la temperatura de color, la luz lo hará más a tonalidades rojizas (cálidos).

Eso quiere decir que a menos que lo compensemos las fotos nos saldrán con un color dominante según sea la temperatura.

Para corregir estas dominantes de la luz que se apartan de la luz blanca o del día utilizamos filtros o recurrimos al balance de blancos.
Grafico de colores
Temperatura    Color
9000           Azul intenso  

7300           Azul

6500           Azulado       
6000           Verdoso
5500           Blanco
5000           Marfil

4000           Amarillo claro 
   
3200           Amarillo
2800           Anaranjado
2000           Rojo
Ejemplos de las temperaturas (colores) de algunos ambientes:

7300         Sombras duras
6500         Cielo muy cubierto, Sombras tenues
6000         Cielo brumoso, Niebla
5500         Mediodía, Flash
4000         Salida del sol, Puesta del sol
3200         Bombillas, Tungstenos
2000         Velas, Lámparas de aceite
Al utilizar el balance de blancos, o en caso de utilizar filtros,  la cámara me anula ese efecto por lo que la dominancia de color ya no nos parecerá. Esto se basa en la teoría del color y el uso de los colores complementarios (que se anulan).  

Su uso lo aprenderemos más adelante, ahora simplemente saber un poco de porque pasa.

Por ejemplo:

Si estoy en un sitio con luces cálidas  (iluminado con bombillas), si utilizo el balance de blancos de la cámara me pondrá un filtro frio (para compensar la dominancia cálida). Gracias al balance de blancos la foto me saldría normal sin dominancia de color. 

Si no uso el balance de blancos,  entonces tendría una dominancia de ese color cálido, en este caso amarillo.

Lo mismo lo podré usando filtros en vez del balance de blancos de la cámara.
Igual que podemos tratar de anular el efecto, también podemos hacer justo lo contrario para conseguir imágenes interesantes.

Si quiero potenciar un amanecer le diré a la cámara que estoy en una situación con una temperatura fría, así, al usar el balance de blancos, la cámara me pondrá un filtro cálido (rojo) con lo que los rojos serán aún más rojos. En caso de que quiera potenciarlo claro.

Si en un amanecer uso el balance de blancos y le digo lo correcto, que es un amanecer, la cámara me pondrá un filtro frio (azul) por lo que al final el efecto del amanecer desaparece, se anula. No es en principio muy lógico con lo bien que quedan los amaneceres por los colores rojizos anular eso. 

Por lo tanto hay veces que simplemente es mejor no utilizar el balance de blancos porque el efecto real de la dominancia de color es precisamente lo que hace bonita la foto, o incluso a veces hasta es conveniente engañar a la cámara para potenciar ese efecto de dominancia.
werner22brigitte
No seria muy lógico a esta foto quitarle ese bonito color rojizo.

Problemas a tener en cuenta si uso filtros
Los filtros de gelatina tienen una dominante magenta, cuando se usan más de uno ya se nota en la foto. 


Es mejor no comprar los filtros de densidad neutra de gelatina sino de cristal ya que no podría combinarlos con un degradado porque ya tendría el problema con 2 filtros de la dominante magenta marcada, el de cristal si puedo ya que este es más perfecto y no tiene apenas dominancia.

En los de degradado el problema está en que solo me afectan a donde los coloco (por ejemplo en el cielo si es ahí) ya que es donde está el tinte que es lo que tiene la dominante, por lo que me saldrá esa parte de la foto más cálida de lo normal, si trato de compensarlo con el filtro de la cámara como el resto de la foto no tiene esa dominancia magenta me saldrá azul (ya que la cámara el magenta lo compensa con un filtro frio).

Intensidad: Luminosidad

Se mide en Lux o Candelas por centímetro cuadrado. 
No lo debemos confundir con la temperatura de la luz, la intensidad es la cantidad de luz que hay. 

Para medir la exposición usaremos unos aparatos que son los fotómetros y una unidad que es el valor de exposición (EV).

Gracias al fotómetro, ya sea de tipo manual o incorporado en la cámara, podemos medir la intensidad de la luz para asignar los valores apropiados de velocidad y diafragma, a fin de lograr una exposición correcta.

Todo esto dada su importancia lo veremos más adelante cuando nos centremos en como exponer de manera correcta, ahora unos pequeños apuntes.
Exposición correcta 

Tendremos un equilibrio entre luces y sombras, consiguiendo detalle tanto en las zonas claras como en las oscuras, conseguiremos el color adecuado y todos los tonos posibles aparecerán en la imagen.
Imagen sobreexpuesta

Tendremos demasiada luz, la foto estará quemada, perderemos tonos claros y detalle en las zonas claras, la imagen es muy clara.
Imagen subexpuesta

Tendremos poca luz, perderemos tonos oscuros y detalle en las zonas oscuras, la imagen estará muy oscura.
Si usamos el fotómetro de nuestra cámara tenemos que ser conscientes de que estamos midiendo la luz de manera reflejada, es decir, mide la luz que viene desde el lugar hacia donde enfocamos.
Los fotómetros externos en cambio miden la luz de manera directa que hay en un punto concreto. Es decir la que hay en los objetos que vamos a fotografiar por lo que la medición será mucho más precisa.
En que momentos puede especialmente interesarnos tener a mano un fotómetro independiente

En presencia de nieve o de fondos blancos, ya que si usamos el de la cámara posiblemente las imágenes saldrán subexpuestas porque no será capaz de medir correctamente.

En sitios con poca luz, o en fotografías de larga exposición, aquí también le será complicado medir bien.

En el caso de contrastes muy marcados.

Si hay varias luces simultáneas (por ejemplo luz artificial y además luz natural que viene de una ventana ... )
Si la cámara no tiene fotómetro una solución interesante es la de bajar en el móvil una app, hay varias, que consiguen trasformarlo en un fotómetro externo. También nos puede servir en el caso de que necesitemos medir la luz en un sitio concreto como en el caso de tener varias luces ...  
Los que se quieran dedicar al retrato o a los bodegones, si quieren que sus imágenes den ese salto de calidad necesario, tarde o temprano van a tener que adquirir un fotómetro externo profesional.

B. Dirección de la luz


Según donde sitúo mi o mis puntos de luz tendré distintos resultados:

Cenital o picado: Sombras marcadas (debajo ojos, nariz y mentón).

Nadir o contrapicado: Sombras muy antinaturales.

Frontal: Resalta detalles y reduce las texturas.

Lateral: Resalta las texturas y aumenta el volumen.

Trasera: Contraluces, contrastes, siluetas.

Luz Cenital

La fuente de luz está situada más elevada que el objetivo. Es la que más se parece a la luz natural. 

Se utiliza para separar al sujeto del fondo. 

Es por ejemplo la que se produce a mediodía cuando el Sol esta más alto.
En retrato

Es una luz muy expresiva (dramática).

Aparecen las sombras de las cejas, la nariz y el cuello. 

Además, cuando hay volumen en los pómulos, éstos también proyectan sombra. 

La línea inferior de claro-oscuro que crea la sombra bajo los pómulos estiliza el perfil del rostro. 

La sombra de la cabeza en el cuello da un efecto tridimensional al rostro, ubicándolo en un plano de profundidad más cercano a cámara. 
Picado:  

Es cuando la luz viene desde arriba pero con cierto ángulo. La cenital seria como un picado extremo.

Luz frontal

La fuente de luz se encuentra frente al sujeto. 

Esta luz aplana y elimina la dimensión, realza el color y los detalles a costa de suprimir los valores tonales de las sombras.
En retrato

Al tratarse casi siempre de luz dura, aparecen brillos frontales normalmente poco fotogénicos, que se acentúan aún más si la piel del modelo es levemente grasa, o si existe un mínimo rastro de sudor.

Luz Lateral

La luz incide en el sujeto de uno o de ambos lados. Resalta la forma, el volumen y la textura. Cuanto este más en línea con el sujeto más realza el volumen. Trasmite sensación de tridimensionalidad. 
Lateral central en retrato

Desaparece la simetría del rostro. Una mitad del rostro se hunde en la sombra. 

Si el fondo tras el rostro es también oscuro, perdemos la percepción de la anchura real de éste, por lo que se convierte en un recurso común para adelgazar el rostro. 

Sin embargo, al estar ubicada la fuente de luz al nivel del rostro, aparecen pequeños espacios de luz y sombra en la mejilla opuesta, que se acentúan excepcionalmente si el modelo tiene un rictus prominente. Estos pequeños espacios de luz informes y poco controlables no son normalmente considerados como fotogénicos, pues crean una estructura confusa que añade una complejidad muchas veces innecesaria a la estructura de luces y sombras en el rostro. 

Si aumentamos el ángulo con el que incide la luz sobre el rostro, convirtiéndola cada vez en una luz más lateral, el ojo más alejado desaparecerá gradualmente, hasta crear una estructura en la que el rostro estará completamente partido por la mitad con una línea de sombra central. 

Especialmente con luz dura, o con la luz solar en un día sin nubes, la sombra proyectada por la nariz será muy definida, prominente y alargada.


Lateral elevada en retrato

Conservamos los puntos positivos del esquema anterior, y solventamos los negativos. 

Se mantiene la pérdida de referencia del ancho real del rostro. Se crea una línea definida bajo la mejilla opuesta que enfatiza el perfil y la prominencia del pómulo. 

Desaparecen los pequeños espacios confusos de luz y sombra en la zona del rictus. 

Se crea una estructura sencilla de sombras y líneas de claro-oscuro agradables, a las que nuestra mirada está acostumbrada, y que al mismo tiempo nos entrega gran cantidad de información expresiva. 

Aparece una estructura de triángulo invertido en el ojo opuesto, que podremos regular a nuestro gusto según el ángulo de ataque de la luz, dejando abierto el vértice inferior, o cerrándolo para formar un triángulo invertido completo. 

Éste es, probablemente, el punto de partida más utilizado para la concepción de la iluminación de un rostro cuando deseamos dar protagonismo a las sombras, y beneficiarnos de sus capacidades expresivas.

Luz de relleno

Partiendo de la iluminación anterior, que sería la principal, añadimos un segundo punto de luz con el propósito de suavizar las sombras proyectadas por la luz principal. 

Obtenemos detalle tras las sombras que proyectaba la luz principal, pero manteniendo la estructura de sombras. 

Y perdemos en gran medida el efecto que nos proporcionaba la pérdida de percepción del ancho real del rostro. 
La intensidad de esta luz de relleno dependerá del efecto concreto que deseemos aplicar. 

Por norma general, podemos comenzar a experimentar con una intensidad dos diafragmas inferior a la luz principal. 

Debemos cuidar el ángulo de ataque de esta segunda fuente de luz, para que ésta no sume intensidad a las zonas ya iluminadas por la luz principal. 

Se corresponde en gran medida al esquema de luces que observamos a menudo en la vida real gracias a la iluminación natural, ya que la luz del sol o incluso las artificiales se van reflejando en las superficies.

Luz trasera, de fondo o de recorte

La luz viene desde detrás del sujeto. Se aconseja para perfilar a los sujetos y resaltar las partes traslúcidas (como prendas), crea siluetas y contraluces. 

Las sombras suelen ser alargadas y dirigidas hacia la cámara lo que crea dinamismo. También suele dar una sensación de espiritualidad.
En retrato

Conservando el esquema de una luz principal lateral y elevada, añadimos un efecto de contraluz contrario al ángulo de la luz principal. 

Definimos notablemente el perfil que quedaba oculto tras las sombras de la luz principal, marcando fuertemente la percepción de la anchura real del rostro. 

A menudo utilizado para marcar la prominencia de la mandíbula, que en muchas ocasiones se comporta como un indicativo de masculinidad y rudeza, y en otras ocasiones puede resaltar un perfil estilizado cuando la silueta de la mandíbula del modelo lo facilite. 

Se crea un gran impacto tridimensional, gracias a la definición que otorgan los numerosos contrastes de claro-oscuro.

El contraluz desaparecerá si el cabello del modelo recoge la luz antes de que llegue al rostro. Si el cabello es rizado, o poco frondoso, se crearán numerosas estructuras de luz y sombra fuera de nuestro control en la mejilla. Podremos regular el grosor de la línea creada por la luz secundaria cambiando el ángulo de ataque de ésta. 
Cuando el ángulo de ataque del contraluz quede muy por detrás del modelo, en la fotografía aparecerán destellos muy fácilmente. 

Podremos controlarlos con el uso de un parasol en el objetivo, con viseras en la fuente de luz o con accesorios análogos. 

Un objetivo especialmente protegido con recubrimientos anti-destello ayudará en gran medida.
Dependiendo del efecto final que deseemos obtener, daremos a esta luz secundaria una intensidad u otra. Un buen punto de partida es comenzar con una intensidad un diafragma superior a la luz principal. 

Dependiendo del alcance que deseemos para la línea del contraluz o del cabello del modelo, elevaremos o bajaremos el ángulo de ataque de esta luz secundaria. 
Podemos utilizar este tipo de iluminación de contraluz aplicando su efecto deliberadamente en el cabello: 

Si el cabello es liso y brillante se creará una línea similar. 

Si es seco , con volumen o cardado, el cabello parecerá iluminarse desde dentro. 

En ambos casos, el efecto será mayor cuanto más rubio sea el tono del cabello. 

Luz Nadir

La luz proviene de abajo hacia arriba, resulta bastante irreal. 

En la naturaleza podemos encontrarla en la nieve o en el agua, cuando actúan como reflectores de la luz que reciben. 

Es una luz escénica y dramática.
Contrapicado:

Es cuando la luz viene desde abajo pero con cierto ángulo. La Nadir seria como un contrapicado extremo.

Destellos

Apuntando hacia el sol, pueden aparecer destellos que reproducen la forma del diafragma. 

Este destello puede constituir un elemento dentro de la composición. 

Si queremos acentuarlo debemos cerrar al máximo el diafragma, pero si se quiere eliminar hay que usar un parasol.

Sombras

Si queremos darle protagonismo a la sombra  debemos colocar un fondo blanco iluminado a cada lado con una luz dura y colocar al sujeto de espaldas al fondo, con dos divisiones para que la luz no afecte la parte delantera de él.

Objeto brillante

Para retratar un objeto muy brillante sin que se refleje nuestra cámara lo mejor es meterlo en una urna hecha de material difusor (valdría un cartón pintado de blanco) y dejar una pequeña apertura para el objetivo de la cámara.

Reflejos en superficies no metálicas

Filtro polarizador

Elimina todos o casi todos los reflejos sobre superficies no metálicas. 

Con el sol de cara o de espaldas el filtro no producirá efecto. 

A veces para eliminar todos los reflejos de un objeto u persona tendremos que utilizar la doble polarización (en la lente y en el flash). 

Siempre hablamos sobre reflejos en objetos no metálicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *